Formación bonificada

¿Sabes que te puedes bonificar la formación profesional de tus empleados?

Todos sabemos lo importante que es la formación, y la cualificación para el desarrollo empresarial y el crecimiento profesional de los empleados. Su correcta implementación puede llevar a un aumento significativo en la competitividad y el éxito de las empresas en un mercado laboral en constante evolución.

Beneficios de la formación bonificada

Mejora del capital humano: Permite a las empresas mejorar las competencias y habilidades de sus empleados, lo que se traduce en un mayor rendimiento laboral y una mejor adaptación a los cambios en el entorno laboral.

Incremento de la productividad: Los empleados capacitados son más eficientes, lo que puede aumentar la productividad de la empresa.

Fomento de la retención del talento: La inversión en la formación de los empleados demuestra un compromiso con su desarrollo profesional, lo que puede favorecer la retención del talento dentro de la empresa.

Ahorro en costos fiscales: Al tratarse de un sistema de bonificaciones, las empresas pueden invertir en la capacitación de sus trabajadores con un beneficio económico al descontarse de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Cómo acceder a la formación bonificada

En España, la formación bonificada se rige por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), antes Fundación Tripartita. A través de esta, las empresas pueden acceder a una cuantía económica destinada a la formación continua de sus trabajadores. Esto se logra mediante la bonificación de los créditos formativos que las empresas tienen disponible en función de sus cotizaciones a la Seguridad Social.

Sólo un pequeño porcentaje de las empresas se están beneficiando de esta ayuda, pero todas las empresas con algún trabajador tienen un crédito para bonificar, principalmente dependerá de las cuotas pagadas por formación profesional el año anterior, y del número de empleados.  Sin embargo las empresas de menos de 5 trabajadores, tendrán un crédito mínimo de alrededor de 400 euros anuales.

Es fundamental que las empresas aseguren que la formación realizada sea relevante, actualizada y se adapte a las necesidades reales de los empleados y la empresa.  Debe realizar un seguimiento de la calidad de la formación, y del resultado obtenido.

Requiere una cierta carga administrativa, a modo de comunicaciones, plazos, seguimiento, documentación.  Sin embargo, puede disfrutar de una bonificación a menudo considerable en las cuotas de la Seguridad Social.  Además del Crédito de cada empresa, el importe a bonificar de cada curso dependerá también del nivel, si es presencial o no, el número de horas, y los participantes.

Si necesitas ayuda con la tramitación, contacta con nosotros,

 

 

Ir al contenido