Retribución Flexible

Ahorre impuestos mediante la Retribución Flexible

 

La retribución flexible: Adaptando la compensación laboral a las necesidades del siglo XXI

En un mundo laboral cada vez más diverso y dinámico, las empresas buscan constantemente formas innovadoras de atraer, retener y motivar a sus empleados. La retribución flexible ha surgido como una estrategia efectiva para satisfacer las necesidades cambiantes de la fuerza laboral moderna. Esta práctica ofrece a los trabajadores la capacidad de personalizar su paquete de compensación de acuerdo con sus preferencias individuales, creando así un sistema más atractivo y motivador para los empleados

 

¿Qué es la retribución flexible?

 

La retribución flexible, también conocida como «remuneración a la carta» o «salario a la medida», es un enfoque que permite a los empleados elegir entre una variedad de beneficios no monetarios y monetarios, adaptando así su compensación a sus necesidades específicas.

En lugar de recibir un paquete de compensación estándar, los trabajadores tienen la oportunidad de distribuir sus ingresos en diferentes categorías, como planes de salud, planes de pensiones, beneficios de bienestar, seguros, bonos, vacaciones adicionales, entre otros.

 

Existen innumerables ventajas a la hora de adoptar un plan de Retribución Flexible, como la atracción y retención de talento, la mejora del equilibrio entre trabajo y vida personal, mayor motivación y productividad, pero sobre todo la posibilidad del ahorro fiscal, y que sus empleados perciban un mayor salario neto, sin que la empresa tenga que soportar un mayor coste salarial

 

Esta ventaja fiscal de estos planes de Retribución en especie estriba en las retribuciones que no tributan en IRPF, como los seguros de enfermedad, cheque transporte, servicios de guardería o cursos de formación.  La base del IRPF en la nómina se calcula sin tener en cuenta estos conceptos, y por tanto se produce un importante ahorro fiscal en Renta.

 

A la hora de poner en marcha su plan de retribución flexible, la empresa deberá tener en cuenta que la adhesión de los trabajadores es voluntaria, además, las retribuciones en especie nunca podrán ser superiores al 30% de la retribución total que cada trabajador perciba y que no se reducen las cotizaciones a la Seguridad Social, el ahorro será sólo en Renta

 

Si le interesa ampliar información, no dude en contactarnos,

Ir al contenido